Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Prótesis mamarias

Publicado: 18 de Diciembre de 2013


Las Prótesis mamarias

¿Qué son y para qué se usan?

Las prótesis mamarias son dispositivos que se implantan en las mamas o pechos de las mujeres fundamentalmente por dos razones: con carácter estético, para aumentar los senos en aquellas mujeres que desean poseer unos pechos más grandes (80% de los casos), y para reconstruir el pecho en aquellas mujeres a las que se les ha extirpado algún seno por sufrir un cáncer de mama.

Tipos de prótesis

Existen 3 tipos básicos de prótesis mamarias: prótesis rellenas de suero salino, prótesis rellenas de un gel de siliconay otras rellenas de sustancias alternativas como por ejemplo el aceite de soja.
Las prótesis de mama pueden variar en la superficie de la envoltura (lisa o rugosa), la forma (redonda o con otras formas), el perfil (lo que sobresale), el volumen (o tamaño) y el grosor de la envoltura.
Las partes fundamentales de una prótesis mamaria son: 

  • la envoltura o capa externa
  • el material de relleno
  • un parche que cubre el orificio de fabricación.

Respecto al diseño de la envoltura, mientras la mayoría de prótesis tienen una capa externa única (la propia envoltura), algunas prótesis tienen una doble envoltura (una dentro de la otra). Respecto al material de relleno, algunas prótesis son fabricadas con un volumen fijo de un material de relleno, otras son rellenadas durante la intervención quirúrgica y otras permiten ajustar el volumen del material de relleno después de la operación.


En las prótesis rellenas de gel de silicona el término silicona hace referencia a una familia de compuestos de silicona orgánica relacionados químicamente y que derivan de la sílice. En Medicina, la silicona se ha empleado extensamente ya que pequeñas cantidades de esta sustancia se pueden encontrar en prótesis articulares (rodilla, cadera, etc.), válvulas cardíacas artificiales e incluso en las tetinas de los biberones de los bebés. Sin embargo, el mayor uso médico del compuesto líquido, el polidimetil siloxano, se hace con las prótesis mamarias que se desarrollaron hace ya más de 40 años. 

¿Existen riesgos para la salud producidos por las prótesis?

Algunas mujeres portadoras de prótesis mamarias han desarrollado problemas de salud que ellas piensan que están relacionados con sus prótesis, pero la mayoría de estudios médicos y científicos no han conseguido demostrar tal asociación. La mayoría de las preocupaciones sobre la salud relacionadas con las prótesis mamarias se creen producidas por una reacción del organismo frente a un material extraño como es la silicona.
De las distintas enfermedades que se han intentado relacionar con las prótesis mamarias destacan dos: el cáncer de mama y una enfermedad reumatológica llamada enfermedad del tejido conectivo que engloba otras enfermedades como la artritis reumatoide el lupus eritematoso sistémico o la esclerodermia entre otras, o trastornos (signos o síntomas) relacionados.
Actualmente sabemos que el cáncer de mama no es más común en mujeres con prótesis de mama frente a las que no las llevan. Múltiples estudios científicos así lo han corroborado.
Lo que sí parece claro es que las prótesis mamarias pueden interferir con la detección precoz del cáncer de mama a la hora de hacer e interpretar una mamografía. La compresión de la mama durante esta prueba puede causar la ruptura de la prótesis o que ésta se desinfle. La mejor prueba para detectar este problema en las prótesis de silicona es la resonancia mágnetica nuclear
Distintos estudios científicos han sido incapaces de establecer una relación causa-efecto clara entre las prótesis mamarias y la enfermedad del tejido conectivo, por lo que actualmente no se puede hablar de que las prótesis mamarias ocasionen este tipo de enfermedades. 

 Antes de ponerse unas prótesis mamarias

  • La mayoría de las mujeres que se ponen unas prótesis mamarias sufrirán complicaciones locales que puede que precisen tratamiento médico o quirúrgico posterior (reintervención o incluso retirada de la prótesis). Las prótesis mamarias no duran toda la vida. A menudo se requerirán seguimientos a largo plazo y reoperaciones para tratamiento de las complicaciones.
  • Al ser considerado un tratamiento estético, no entra dentro de las prestaciones de la Seguridad Social en España por lo que la intervención no está financiada. Ni siquiera muchos seguros privados la cubren. En caso de necesidad de reconstrucción tras cirugía por cáncer de mama se considera un tratamiento médico y está financiado por la Seguridad Social.
  • Es importante conocer las posibilidades reales del resultado final. Ningún cirujano ofrecerá garantías absolutas de que su resultado será similar al de otras mujeres que han obtenido un éxito rotundo. Los resultados de su caso particular dependerán de muchos factores individuales tales como la salud general (incluyendo la edad), la estructura de la caja torácica, la forma y posición de la mama y el pezón, la textura de la piel, la capacidad de cicatrización (que puede retrasarse en caso de radioterapia o quimioterapia previas, alcohol, tabaco, medicamentos, etc.), tendencia al sangrado, cirugía previa de la mama, habilidades y experiencia del equipo quirúrgico, el tipo de cirugía y el tipo y tamaño de la prótesis.
  • Muchos de los cambios que se producen en las mamas tras implantar las prótesis pueden ser estéticamente indeseables e irreversibles. Con la eliminación posterior de las prótesis es posible que aparezcan hoyuelos, arrugas o aflojamiento de los pechos, pérdida de tejido mamario u otros cambios estéticos indeseables.
  • Las mujeres con prótesis deberían seguir el mismo programa de detección precoz del cáncer de mama mediante mamografías. Existe un determinado riesgo de que la prótesis mamaria se rompa o desinfle durante esta prueba.
  • Otros riesgos objetivos son el retraso en la detección del cáncer de mama y el dolor o las molestias que pueden quedar tras la cirugía.

A pesar de la controversia, no existe ninguna evidencia científica que relacione las prótesis mamarias de silicona con distintas enfermedades como el cáncer de mama o las del tejido conectivo. 


haz clic para copiar mailmail copiado